Ayer 21 de marzo,  se firmó la escritura pública, lo que se convierte en el primer paso para la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales de nuestra ciudad.

El propósito es no tener más fuentes hídricas contaminadas y también hay que pensar en que el POT, solo será viable si hay PTAR en Buga.

Esta planta se construirá en un terreno de 5.6 hectáreas, las que tuvieron un costo cercano a 528 millones de pesos, en una negociación concertada entre alcaldía y la familia Arenas Sinisterra.

Lo mejor es que ya se logró la firma de la escritura, con la cual se oficializa la compra del predio por parte el municipio y que a la vez se convierte en un paso importante para cristalizar este proyecto.

El segundo paso es lo relacionado con estudios y diseños, tarea que será asumida por le empresa Agua de Buga, que ya cuenta con los recursos para este proceso, en el cual se contará con el acompañamiento de la CVC, con lo cual se conocerá de verdad, como va quedar la PTAR en la primera fase.

Nuestra ciudad, comienza a manejar la posibilidad de construir la planta de tratamiento de aguas residuales.

Son muchas las oportunidades en las que el proyecto ha sido socializado a nivel nacional, también fueron muchas las ocasiones en las que se trató de negociar, el lote donde se construirá la Ptar, situación que se concretó con éxito hace pocos días y este martes se firman las escrituras.

Hay que recordar que varios acuíferos, como la laguna de Sonso, y los ríos Cauca y Guadalajara están siendo contaminados por falta de esta planta de tratamiento de aguas residuales.

Para el proyecto, ya se cuenta con 8 mil millones ofrecidos por la gobernación del Valle, 6 mil millones de la CVC, recursos con los cuales podrán construir uno de los colectores, seis mil millones vale el otro y faltarían 14 mil millones, para el colector final, que son los recursos que se gestionarán ante el viceministerio de aguas, buscando su cofinanciación.

Redacción: Rodrigo Gómez Noguera