Torta negra para Navidad

Esta torta es la típica de las bodas y primeras comuniones, hasta en los cumpleaños aparece pero no  sabemos quién la convirtió en menú navideño.

Ya se volvió costumbre ofrecer torta negra en las novenas, este año los buñuelos y natillas y manjablanco pasaron a la historia, tal vez por la facilidad tanto económica como practica para servir.

Hoy les traemos a nombre de Huevos Santa Rita la receta de la torta negra la torta de moda en esta navidad, la dejamos a consideración de los que quieren hacerla en casa aunque la verdad sale mucho más práctico comprarla.

 

Ingredientes

125 gr de margarina

250 gr de azúcar

250 gr de harina

4 huevos pero Santa Rita

1 + 1/2  cucharadita de levadura

1/4 cucharadita (una pizca) de bicarbonato

150 gr de coco rallado

150 gr de pasas

150 gr de frutas escarchadas picaditas (si le gustan)

Ralladura de 1 limón

1 cucharada de vainilla

6 cuadritos de chocolate valor para repostería derretido con un poquito de leche

100 ml de caramelo liquido (al gusto)

1 + 1/2 cucharaditas de nescafé o cualquier café instantáneo  disueltas en una pizca de agua

1/2 cucharadita de nuez moscada

1/2 cucharadita de canela

1 pizca de clavos en polvo

Zumo de 1 naranja

Vino moscatel dulce (al gusto)

 

Preparación

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que obtengamos una crema esponjosa, a continuación añadimos los huevos Santa Rita y la harina intercalándolos.

Añadimos las especias, el bicarbonato y la levadura.

A continuación podemos añadir todo en el orden que se quiera (menos el vino). Vamos mezclando con cada ingrediente que vayamos poniendo.

Engrasamos el molde con margarina y harina y horneamos a 200º durante unos 35 minutos, comprobando con un palito si está hecha, si sale manchado la dejamos un poco más en el horno.

Al  sacarla del horno la regamos  vino, con cuidado de distribuir bien por toda la torta, como mínimo medio vaso.

Dejamos enfriar 10 minutos y cubrimos con un plástico la torta y con la mano la aplastamos para que quede más compacta.

Cuando se enfríe se tapa con papel de aluminio para conservarla.

Lo ideal es no comerla hasta que hayan pasado dos días, para que no esté excesivamente fresca y con sabor fuerte al vino.

Luego a consumirla y Feliz navidad