Ciudadanos y ciudadanas están preocupados por el incremento de habitantes de calle en Buga. Denuncian que sobre todo en el sector centro, es común ver personas que no se veían antes en la ciudad, los cuales ingresan a los establecimientos comerciales, especialmente de consumo de alimentos como panaderías y restaurantes.

El caso denunciado, se trata de una mujer que estaba en una panadería del centro, cuando entró una habitante de calle, al parecer bajo los efectos de alguna sustancia alucinógena, le pidió dinero y ella de manera amable le dijo que no tenía. La reacción de la indigente, fue darle un puño en las costillas a la mujer.

Afortunadamente un oficial de policía pasaba en ese momento y vio lo sucedido, relata la afectada. Pero fuera de hacer el llamado a la habitante de calle y exigirle se retirara del lugar, el oficial no hizo nada más.

Manifiesta la denunciante que la lesión afortunadamente no fue mayor, al pensar que la habitante de calle hubiese podido tener algún elemento cortopunzante, que le hubiese generado una lesión mayor, y pregunta, en un caso tal, quién responde.

Sobre esta situación el Secretario de Gobierno, Jaime Alberto Ochoa refirió

 

 

Por: Yaneth Díaz Viera